Noticias en Salud Mental

El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional

¿Por qué desconfiar del coaching como forma de terapia?

Dialogo imaginario de David Pulido 

Pulido compagina la actividad clínica con la docente, siendo profesor del Máster de Terapia de Conducta en el Instituto de Terapia de Madrid y profesor honorario del Prácticum de la facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid. Su actividad profesional se ha desarrollado en diversos ámbitos clínicos como centros de salud, centros de acogida de menores o gabinetes de psicología. Ejerce como divulgador de la psicología en programas de de televisión como ‘Las mañanas de la 1’, ‘España Directo’ o ‘Las Mañanas de Cuatro’.

Fuente: El Confidencial.com

Ante el emergente negocio del coaching, que ha irrumpido con fuerza en la manera de tratar los problemas, los psicólogos nos hemos visto envueltos en el debate sobre su aparición y eficacia, cuestionados por pacientes y también por allegados que no entienden por qué no se nos ha ocurrido antes esta manera tan productiva de hacer terapia. En este diálogo ficticio se exponen tanto los motivos por los que se ha popularizado el coaching como las respuestas que damos los psicólogos que defendemos la rigurosidad de nuestro trabajo. ¡Ojo, no es un debate imparcial!: El título del artículo ya deja claro la postura que defiendo pero espero que al terminar de leerlo se entienda también el por qué.

¿Qué tiene de malo que surja un nuevo método psicológico para tratar los problemas?

– Dejando para más adelante que ni es nuevo ni es un método, me llama la atención que uses el término psicológico cuando la mayor crítica es que un coach no necesita ser psicólogo. Puede haber estudiado empresariales o informática, hacerse un cursillo de meses de duración (ni siquiera tiene que ser presencial) y empezar a ejercer de “coach”. Eso sí; el término en inglés que queda mucho más sofisticado que el de “entrenador”.

Sigue leyendo

8 de junio de 2015 Posted by | PSICOTERAPIA, SALUD, TENDENCIAS, TRATAMIENTOS | , , | 2 comentarios

Tratamiento para el Síndrome de Tourette

Desde su descubrimiento, en el año 1885 por el neurólogo francés Gille de la Tourette, el síndrome de Tourette (TS) ha ido cobrando cada vez más protagonismo en los ámbitos de la salud mental. Considerado un desorden de origen neurológico, el TS se caracteriza por la presencia de tics motores múltiples y uno o más tics vocales, apareciendo varias veces al día durante un periodo de un año (DSM IV, 2000).

El TS comienza generalmente entre los 6 y 7 años de edad con la aparición de tics simples como el pestañeo de ojos, faciales o de cabeza y cuello. Ocurre con mayor frecuencia en varones que en mujeres, con una razón de 5:1 respectivamente (Freeman et al., 2000; Zohar et al., 1999).
Generalmente se manifiesta con una sensación premonitoria, la cual es reducida ejecutando el tic. Estas sensaciones son aliviadas realizando un movimiento de la región del cuerpo afectada. Los tics tienen periodos de incremento y disminución de sus frecuencias, y están altamente influenciados por el entorno en el cual se encuentra la persona, lo que suele traer complicaciones en las aéreas académicas, laborales y sociales de los sujetos.

Más información

 

31 de marzo de 2011 Posted by | TRATAMIENTOS | , | Deja un comentario

   

A %d blogueros les gusta esto: