Noticias en Salud Mental

El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional

Vitaminas

Dentro de las frutas verduras y cereales están estos preciosos nutrientes que son las vitaminas. Junto con otrás moléculas bioquímicas mantienen nuestro estado de salud.

Mar�a Cristina ChalerPor María Cristina Chaler – Las vitaminas son moléculas bioquímicas esenciales (deben ser ingeridas a través de la alimentación), que el cuerpo necesita para que las funciones metabólicas se cumplan. Actúan como coenzimas fortaleciendo las funciones de estos catalizadores biológicos, que facilitan o entorpecen determinadas reacciones químicas del metabolismo. Sin ellas sería imposible la vida.

Las podemos dividir en dos grandes grupos: las hidrosolubles, capaces de disolverse en agua y las liposolubles que se disuelven en grasas

Sigue leyendo

30 de octubre de 2007 Posted by | Ciencia Fácil | Deja un comentario

Nutrición: conozcamos lo que comemos

Mar�a Cristina Chaler

(Por María Cristina Chaler) – El alimento en realidad es como un fármaco que proporciona las sustancias necesarias para la conservación de la salud.

¿Que diríamos de un alimento que cumple con las siguiente funciones?

 

  • Protege naturalmente nuestro aparato digestivo, ya que previene las infecciones gastrointestinales.
  • Posee bacterias que aumentan la eficacia del sistema inmunológico
  • Proporciona los nutrientes necesarios, pues provee azúcares, vitaminas Ay B , ácido fólico, minerales como el Calcio Magnesio, Zinc, Fósforo o Yodo.
  • Reduce el riesgo de cáncer de colon y de mama, ya que las secreciones de las bacterias que contiene son beneficiosas para retrasar tumores.
  • Se puede utilizar para reducir las consecuencias de las terapias de antibióticos.

 

Este alimento no es la Panacea Universal sino el simple yogurt. De origen milenario, es un alimento derivado de la leche, producto de la fermentación del azúcar de la leche (lactosa) por parte de micro organismos adecuados para ello.

La fermentación es un fenómeno químico, es decir, la materia se transforma a través del mismo. Es un proceso que se produce mediante organismos vivos o fermentos, microorganismos que se alimentan de determinada sustancia que contiene la materia a fermentar (sustrato) y, al hacerlo, la descomponen en otras sustancias llamadas productos. Este fenómeno ocurre sin la presencia de oxígeno (anaeróbico) y según los productos finales que generan se clasifican en forma diferente.

 

Si el producto es

  • alcohol se le dará el nombre de Fermentación Alcohólica
  • ácido láctico Fermentación Láctica
  • ácido acético (vinagre) fermentación acética
  • ácido butírico fermentación butírica
  • sustancias pútridas fermentación pútrida
  • glicerina será fermentación de la glicerina.

Los microorganismos que provocan este proceso suelen ser hongos, levaduras o bacterias. En la industria alimentaría se usan estos microorganismos “buenos” es decir no patógenos (que no enferman) para producir alimentos fermentados.

 

Para la elaboración del yogurt se introducen en la leche bacterias benignas que se alimentan del azúcar de la misma (lactosa) y la transforman en ácido láctico, de modo que se trata de una fermentación láctica. Este proceso cambia por completo las características de la leche dándole otra textura y sabor, y además le adiciona propiedades nutricionales diferentes y el alimento resulta ser un fármaco beneficioso, ya que cura y previene determinadas enfermedades, elevando el potencial del sistema inmunológico, de modo que se trata de un excelente alimento.

 

En nuestro País, así como en otros países del mundo la definición de Yogurt está dada:

al producto cuya fermentación se realiza con cultivos protosimbióticos de Lactobacillus, delbrueckii subsp. bulgaricus y Streptococcus salivarius subsp. thermophilus a los que en forma complementaria pueden acompañar otras bacterias acidolácticas que, por su actividad, contribuyen a la determinación de las características del producto terminado.(Extraído del Codigo Alimentario Argentina) (CAA).

A aquellos productos lácteos fermentados con otros bacilos se los denominara leches fermentadas o cultivadas, y se definen:

como el producto incluido en la definición cuya fermentación se realiza con uno o varios de los siguientes cultivos: Lactobacillus acidophilus, Lactobacillus casei, Bifidobacterium sp., Streptococcus salivarius subsp.thermophilus y/u otras bacterias acidolácticas que, por su actividad, contribuyen a la determinación de las características del producto terminado. (CAA)

Flora Intestinal

El ser humano tiene en su intestino un grupo de 100 millones de bacteria benignas que recibe el nombre de Flora intestinal. Están divididas en grupos de diferentes especies y ayudan a su vez a finalizar el proceso de la digestión

Las bacterias viven en nuestro intestino grueso y se alimentan de las sustancias que llegan al mismo. La flora se puede considerar como un gran órgano de nuestro cuerpo que metaboliza (es decir tiene vida) e influye enormemente en la salud y en la inmunidad hacia las diferentes enfermedades. Las bacterias beneficiosas que habitan en este órgano son los lactobacilos y las bífido bacterias. Segregan sustancias que evitan el crecimiento de otras bacterias patógenas, impidiendo las infecciones intestinales y resguardando la salud.

No debemos olvidar que junto con lo alimentos ingerimos gérmenes patógenos que el proceso digestivo va eliminando. Si alguno de ellos llega al intestino los defensores nos protegen. También esta comprobado que las segregaciones de estas colonias tienen efecto antitumoral (evitan tumores)

Es necesario proteger esta flora alimentándonos sanamente, porque la destrucción de la misma o su desequilibrio, origina severos trastornos.

El uso de antibióticos destruye a las bacterias que nos enferman, pero también a nuestra flora intestinal, de modo que cuando la terapia es imprescindible el tratamiento debe ir acompañado con la ingesta de alimentos probióticos (yogurt, leches fermentadas) que compensen el desequilibrio de nuestra flora.

Receta casera para la elaboración del Yogurt

Ingredientes

  • 4 tazas de leche parcial o totalmente descremada
  • 4 cucharadas soperas de yogurt sin sabor
  • 4 cucharadas de leche en polvo descremada (opcional) Aumenta la consistencia.

Preparación

    1. Elaborar una pasta con la leche en polvo y la leche que sea homogénea
    2. Agregar el resto de la leche calentar sin que hierva y dejar bajar la temperatura hasta que este tibia al tacto.
    3. Allí agregarle el yogurt revolviendo sin batir.
    4. Taparlo con un paño y mantenerlo a temperatura, hasta que se espese.
    5. Llevarlo a la heladera.

Se le pueden adicionar frutas o cereales o adicionarle gelatina para espesarlo aun más.

 

El buen alimento es el encargado de mantener nuestro estado de salud.

17 de septiembre de 2007 Posted by | Ciencia Fácil | Deja un comentario

Las Uniones entre átomos, formadoras de sustancias. Por María Cristina Chaler

Mara Cristina Chaler

Érase una vez un grupo de seis Nobles que todo lo poseían, tal es así que nada los impulsaba a reaccionar, hasta el punto de permanecer completamente inertes ante toda situación. Los súbditos, por el contrario, permanentemente querían lograr lo que estos nobles tenían, por lo tanto se esforzaban, reaccionaban y se asociaban para poder semejarse a ellos.


En una nota anterior, presentamos al átomo como un pequeño núcleo cargado positivamente rodeado de electrones (negativos), que neutralizan la carga nuclear.

Estas partículas no están dispuestas en el espacio vació atómico al azar, sino que “orbitan” en niveles energéticos. Es así que el átomo tendrá tantos niveles como sea necesario para que los electrones circulen en ellos.

Estos niveles tienen capacidad limitada para contenerlos, de modo que el primero (el que se encuentra más cerca del núcleo) sólo puede contener dos electrones, el segundo ocho, el tercero dieciocho, y así en adelante, con capacidad restringida. Pero hay una limitación esencial de la disposición de los electrones: en el último de los niveles nunca habrá más de ocho electrones.

Estos Nobles de los que habla el relato se llaman Helio, Neón, Argón, Criptón, Xenón y Radón, y tienen algo que los demás elementos no poseen: la última órbita completa con ocho electrones, cualidad esencial para la inercia. “Aquel átomo que posea ocho electrones en su último nivel será Noble y en consecuencia Inerte”.

El Helio, es la excepción ya que por ser el primero y tener sólo dos electrones completa su primer órbita con ellos, el Neón que posee diez tiene dos en la primera y los ocho restantes en la última (2_8), el Argón, con dieciocho, los tiene dispuestos 2_8_8, y así el resto tienen su ultima órbita completa con ocho electrones, lo que hace que se encuentren en un estado de menor energía, de modo que no reaccionan porque no tienen necesidad de ir en búsqueda de electrones. Al resto de los elementos no les sucede lo mismo, de modo que permanentemente están buscando combinarse entre ellos para parecerse en esa combinación a los gases nobles, es decir, completar el octeto del último nivel.

Sepamos como trabajan

El Sodio (su símbolo es Na) posee once electrones dispuestos de la siguiente manera dos en la primera órbita, ocho en la segunda y uno en la tercera (2_8_1); si este elemento se encuentra con Cloro (símbolo Cl), que posee diecisiete electrones dispuestos (2_8_7), no hará otra cosa que cederle el último electrón para parecerse al Neón ( 2_8) y el Cloro lo tomará rápidamente, pues de este modo se parecerá al Argón

(2_8_8), formando una unión entre cloro y sodio, y la conocida sustancia cloruro de sodio o lo que cotidianamente llamamos sal de cocina. Esta unión en que un átomo cede sus electrones, que el otro toma, se llama unión iónica.

Cuando el Hidrógeno, que tiene un sólo electrón (1), se encuentra con el oxígeno, que tiene ocho electrones (2_6), este último necesita dos electrones para parecerse al Neón (2_8), pero al hidrógeno no le interesa perder su electrón, pues de este modo no se parecería a ninguno de los nobles. En realidad, también necesita un electrón para parecerse al Helio (2), por lo tanto el problema se soluciona fácilmente: se asocian dos hidrógenos con un oxígeno y comparten sus electrones, de este modo cada uno de ellos se mantiene en la sustancia como si fueran gases nobles ¿Cuál es esa sustancia? Simplemente el agua (dos hidrógenos y un oxígeno) H2O. Este tipo de unión donde los electrones se comparten se llama unión covalente.

De este modo, y en forma permanente, los átomos, que son en total alrededor de noventa y dos, se combinan intentando parecerse a los gases nobles y dando origen a las distintas sustancias que componen la materia

Esta maravillosa tendencia es el secreto que posee la naturaleza para conformar la diversidad del universo que nos rodea.

La regla del octeto rige al Universo ¿Será casual que el número ocho en posición horizontal resulta ser el símbolo del Infinito?

19 de junio de 2007 Posted by | Ciencia Fácil | Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: