Los niños que sufren bullying por sus hermanos tienen más riesgo de desarrollar psicosis

Harry Potter and the Philosopher’s Stone / Warner Bros. Pictures 2001

Un estudio a largo plazo sobre la relación entre la violencia doméstica y el desarrollo de los trastornos mentales ha demostrado que los niños que sufren hostigamiento de sus hermanos, presentan una mayor ​​riesgo de desarrollar psicosis en la edad adulta. En el estudio, cuyos resultados se informan en la revista Psychological Medicine, participaron más de 3.500 jóvenes británicos.


Los investigadores dirigidos por Dieter Wolke, de la Universidad de Warwick, Reino Unido, han revisado el vínculo entre el acoso en la edad escolar y el desarrollo de la psicosis a los 18 años. La psicosis es característica en muchos trastornos psiquiátricos, una condición que se caracteriza porque la persona pierde conexión con el mundo real. El que sufre de este estado puede comenzar a oír, ver o sentir algo que realmente no está allí.

El estudio involucró a 3.596 niños y se llevó a cabo en dos etapas. En la primera parte, los participantes fueron entrevistados cuando tenían 12 años de edad sobre la frecuencia con que fueron acosados por parte de sus hermanos (gritos, insultos, humillaciones o golpes). Además, los niños también pasaron un test de inteligencia. Las madres de los niños proporcionaron datos sobre su nivel de educación, síntomas de depresión durante el embarazo, así como el sexo, la edad y el orden de nacimiento de los hijos: todos estos datos se utilizaron como variables adicionales en el análisis.

En la segunda etapa, los investigadores realizaron entrevistas a los participantes cuando tenían 18 años para identificar la presencia de trastornos mentales. Los investigadores encontraron que el riesgo de desarrollar psicosis fue dos veces mayor en los participantes que han sufrido acoso por parte de sus hermanos. El riesgo de desarrollar psicosis en aquellos participantes que fueron intimidados en la escuela y en el hogar fue cuatro veces más alto.

Los científicos señalaron que los padres y profesores deben ser más atentos a los hechos de violencia psicológica y física tanto en la escuela como en el hogar.

Los hostigamientos no solo podrían causar estados anímicos peculiares en quienes sufren bullying: una investigación del McLean Hospital muestra en un modelo animal que puede alterar el sueño y otras funciones del ritmo circadiano —el que regula los ciclos diurnos y nocturnos de nuestro organismo— síntomas característicos de la depresión clínica y otras enfermedades mentales inducidas por el estrés.

Elizabeth Ivtushok

Texto traducido por María Cervantes

Fuente: N+1

Anuncios

Agradecemos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s