Ansiedad, depresión, cómo combatir dos pandemias que cuestan 23.000 millones (en España)

Los costes de la ansiedad y las somatizaciones suponen un gasto total del 2,2% del PIB. La experta Patricia Ramírez da claves para combatirlas

Los españoles cada vez toman más ansiolíticos para controlar el estrés y la ansiedad
Los españoles cada vez toman más ansiolíticos para controlar el estrés y la ansiedad.

Ansiedad, depresión o somatización se han convertido en las grandes pandemias del siglo XXI. Y España está a la cabeza de Europa en consumo de psicofármacos. Se trata de desórdenes emocionales muy presentes en la atención primaria, donde se atienden un 49,2% de casos, presentando una frecuente asociación con varias enfermedades crónicas. En términos económicos no estamos ante ninguna broma.


A pesar de la heterogeneidad de los mismos, estos trastornos mentales comunes representan un coste sanitario del 2,2% del PIB, y suponen la primera causa de discapacidad, según el informe Impacto económico y carga de los trastornos mentales comunes en España, elaborado por la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS). Los costes de la ansiedad y las somatizaciones supondrían un gasto total de 22.778 millones de euros, unos 488 euros per cápita y año. Los trastornos depresivos rondarían los 10.763 millones de euros, los de ansiedad 10.365 y las somatizaciones 1.650, según los últimos datos oficiales. La depresión se ha convertido en la primera enfermedad individual que produce más años de discapacidad y que lastra la productividad empresarial.

Antonio Cano Vindel es presidente de SEAS (Sociedad Española de la Ansiedad y el estrés), explica que si bien la ansiedad y la tristeza son emociones optativas que nos ayudan a afrontar la vida pueden convertirse en un problema. Ya hay datos de que en EEUU afecta al 10% de la población. “En España se está jubilando a gente con 49 años, mientras que hay un 39% de personas que tienen trastornos y no toman nada, otras se medican y realmente lo que necesitan es un psicólogo”, relata. El hecho es que conseguirlo en la sanidad pública es una carrera de fondo y 20 minutos cada seis semanas no sirve.

El 7,4% de las mujeres y el 2,5% de los hombres consumen de forma habitual ansiolíticos en España, lo que no significa que sufran trastornos. En ambos géneros dicho consumo se asociaba con mayor edad, pero en las mujeres también son muy relevantes otras características sociodemográficas. A saber. El consumo más bajo se da en las mujeres profesionales (3,4%) y en las que tienen estudios universitarios (3,5%) y el nivel más alto en viudas (17,6%), divorciadas (14,1%), en las que tienen más de dos hijos/as (12,1%), en las amas de casa (12,7%) y en las mujeres que solo tienen estudios básicos (10.9%), según el estudio ‘Género y uso de medicamentos ansiolíticos e hipnóticos en España’.  No solo hablamos de un riesgo para la salud y laboral, también vial. De hecho, “el 10% de las mujeres de 50 años que conduce lo hacen dopadas”, confirma Vindel, lo que ha provocado que “la Guardia Civil ya haya tomado nota porque estamos ante perfiles en los que la posibilidad de sufrir un accidente aumenta un 60%, además de que el consumo provoca más caídas, roturas de caderas…”.

Entre el 20 y el 25 % de los habitantes de España padece algún tipo de trastorno psíquico; los más comunes son la depresión y los trastornos de ansiedad. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en la última Encuesta Europea de Salud, publicada en 2015, el 18,9% de los españoles con 15 o más años había consumido en las dos últimas semanas psicofármacos de tipo tranquilizante, relajante o somnífero; y el 8,4% había consumido antidepresivos o estimulantes.

Cómo combatir esta pandemia

Patricia Ramírez lleva años tratando hacernos la vida más fácil. Su último trabajo, ‘Si salieras a vivir, hábitos para disfrutar de una vida plena’ (editorial Grijalbo), es una prueba de ello. Esta licenciada en psicología ya rompió barreras al trabajar al más alto nivel en el Betis y el Mallorca. Codirectora de marketing en Psicología Deportiva y Coaching de la UCAM, cree que la ansiedad es ya una pandemia provocada por un ritmo de vida no sostenible. La exigencia de competitividad, superación, el deseo de abarcar más de lo que podemos combinado con una exigente vida personal, nos lleva a pensar que no estamos a la altura. El miedo al fracaso y no llegar a las expectativas que los otros ponen en nosotrosson dos factores que nos convierten en nuestros propios enemigos.

Ramírez considera que aprender a pensar distinto es clave para superar estos problemas. “Hay que elegir las batallas, saber decir que no, y limitar el perfeccionismo. Aprender a pensar con calma, y luchar contra los mensajes negativos de nuestro cerebro”. En el ámbito laboral considera que la empatía y saber delegar es clave. “Hace 30 años no existía en TDAH, ahora es común. Y muchos jóvenes dependen de un like para lograr su bienestar emocional. Viven en exceso de cara al escaparate”.

Cree Ramírez que el consumo responsable puede resultar clave. “Nos bombardean con lo que debemos tener, lo que nos hará felices. Hemos olvidado que hay que valorar lo que se tiene. Hay que relativizar, no juzgarnos y evitar a las personas que lo hacen constantemente. Ramírez sabe lo que es tener sentimiento de culpa por no estar tanto tiempo como quiere con la familia. “He aprendido a que prefiero tiempo de calidad con ellos y que no hay que sentirse responsable por querer desarrollar una vida profesional. No somos imprescindibles y debemos aprender también a delegar en nuestras parejas”.

En este sentido cree que hemos perdido la capacidad de decir no. Ramírez considera que tenemos derecho a decidir lo que hacemos con nuestro tiempo y con nuestra vida. Decir que no a cosas sin sentirnos culpables.No coger el teléfono o contestar al whastapp de forma inmediata, tomar decisiones aunque el resto no lo comparta y no estar siempre disponible.  La psicóloga cree que hay que rodearse de personas de trato fácil, de esas que escuchan y no juzgan, que se alegran de tus éxitos, que hablan de los problemas de forma positiva, que son educadas, consideradas y empáticas, además de discretas. Para acabar con la ansiedad y la depresión son vitales las personas de las que te rodeas. Mejor las que tienen sentido de humor, que vive sus pasiones y miran al futuro, que son flexibles y piden, no chantajean emocionalmente.

Ella sabe lo que es estar señalada trabajando en un mundo de hombres como el del fútbol, pero nunca vivió el machismo dentro, sino fuera, con esa foto en la que un abrazo con un jugador desembocó en rumores. “No hay que hacer caso a todas las opiniones. Para combatir la ansiedad y el estrés, es vital también saber gestionar los fracasos, comprender que los errores son solo una parte del aprendizaje vital. Y saber perdonarnos“. Eso y hacer ejercicio, ser ordenado y ponerse las metas justas pueden ayudarnos a olvidar los ansiolíticos de la mesilla. Nos hace falta.

PARA COLOCAR EN EL NEVERA

Los consejos que no debes olvidar… de Patricia Ramírez

Patricia Ramírez da consejos en su último libro, Si salieras a vivir… (editorial Grijalbo) para evitar ansiedades y depresiones y vivir una vida plena. Estas son algunas que puedes colocar en la nevera para releer en tus malos momentos:

1. La desorganización, la falta de planificación y el no saber establecer prioridades limita tu tiempo. Planifica tu tiempo y llegarás a todo con cabeza.
2. Delegar educa en la responsabilidad. Es un error no querer perder el tiempo en enseñar por miedo a no ser imprescindibles.
3. Cuando te cueste decidir ponte un límite de tiempo. La lentitud en la toma de decisiones lastra.
4. Las personas con exceso de perfeccionismo suponen un lastre para trabajar en equipo.
5. Acepta que puedes fracasar. No pierdas tu tiempo en soluciones que no están en tus manos.
6. Trabaja tus emociones. Las técnicas de relajación muscular, respiratoria y la meditación regulan tu actividad nerviosa.
7. No pierdas el sentido de humor. Es el gran reductor de la ansiedad.
8. Aprende a vivir con riesgo y deja de compararte con los demás.
9. Escribe lo que te inquieta y elabora un plan. Tienes una mochila de recursos. Úsala.
10. No engullas. Come. Y aprende a convivir siempre con un poco de hambre.
11. Aprende a decir no, servicial no es ser servil.
12. No puedes conseguir cambiar la opinión que tienen otros de ti, pero sí lograr que no te afecte.
13. Pide. No esperes a que adivinen tu necesidad.
14. Tu cuerpo necesita movimiento. El ejercicio nos aporta disciplina, ayuda a nuestras funciones cognitivas y cambia el estado de ánimo. Y aumenta nuestra atención.
15. Glucosa, descanso y capacidad de autocontrol están relacionados.
16. Lo que nos decimos a nosotros mismos condiciona nuestra forma de sentir y actuar. Potencia tu autoestima. Valórate.
17. El descanso es vital. La adenosina es fundamental para nuestro organismo. Sin cuidar nuestro sueño el aprendizaje y la gestión de las emociones no es posible.
18. Nada de tecnología antes de ir a la cama. Y peor aún. No te acuestes rumiando tus problemas.
19. Valora más la libertad que la comodidad. Lo que es bueno e idóneo para otros no tiene por qué serlo para ti.
20. No cedas por no fallar y marca tus objetivos. La vida tiene un sentido. Busca el tuyo.

Fuente: La Información.com

Anuncios

Agradecemos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s