Noticias en Salud Mental

El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional

Cuando la homeopatía parece psicología

Por Ricardo Gómez Vecchio

Para quienes nos dedicamos a la psicología no parece nada extraño que algunos pacientes mejoren por el sólo hecho

El valor de la escucha y la empatía

de ser escuchados. El hecho de que a una persona se la trate como tal, se muestre interés por sus problemas más allá de los síntomas y se establezca cierta relación empática entre profesional y paciente es de por sí terapéutico. Sin embargo, estos aspectos no parecen ser muy tenidos en cuenta por los médicos en general, que se encuentran envueltos en un sistema donde los estudios, los análisis y los medicamentos parecieran tener una importancia suprema, y en el que las consultas se vuelven cada vez más impersonales, rápidas y tecnificadas.

¿Todo tratamiento homeopático es un placebo?

La homeopatía es una práctica que refiere a una serie de principios axiomáticos (que no demuestra), para intentar una aproximación holística a la salud: la integración del individuo con la naturaleza, para perseguir el equilibrio individual; la existencia de algo llamado “dinamismo vital” que regenera de forma natural los daños causados por las enfermedades; la individualidad del organismo de cada persona, que exigirá por tanto un tratamiento individualizado; y los principios de que lo semejante cura lo semejante (similia similibus curantur).

Los remedios homeopáticos se preparan diluyendo progresivamente una sustancia y sacudiendo repetidas veces la disolución (potenciación o dinamización); la dilución puede llegar a alcanzar tal grado que no quede ni una molécula de la sustancia original. Pero para los que creen en la homeopatía, aún así tienen efectos.

La posición dominante en la literatura científica es que la homeopatía no ha sido capaz de demostrar por medios objetivos una efectividad específica, mayor que la del efecto placebo. Es decir, que no se trata de una ciencia. Independientemente de este concepto, los homeópatas se caracterizan en general por una mejor escucha y una preocupación por la persona integral. En este sentido, comparten algunas características en el modo de atención con los psicólogos, aunque en definitiva para curar usen medicación, distinta de la alopática empleada por la medicina científica.

Este preámbulo viene a cuenta de un reciente estudio publicado en el journal Rheumatology, que por cierto no pertenece al campo de las publicaciones de la medicina alternativa. El estudio encontró que la mejora producida por algunos tratamientos de homeopatía en personas que sufrían artritis reumatoidea se había debido al proceso de consulta con los homeópatas y no a los remedios administrados por ellos.

Sara Brien, investigadora de medicinas complementarias en la University of Southampton, Reino Unido y principal autora del estudio comenta que aunque estudios previos habían mostrado que la homeopatía puede ayudar a los pacientes con artritis reumatoidea, en este caso se da la primera evidencia científica de que esos beneficios se deben específicamente al proceso de consulta.

La investigadora explica que las consultas homeopáticas difieren de las de la medicina convencional en que los homeópatas se concentran en tratar a los pacientes, mientras que los médicos tradicionales tienden a tratar la enfermedad. El proceso de consulta homeopático mejora la salud de los pacientes con artritis de acuerdo con las mediciones estándar que se usan en reumatología, y lo hace sin peligros y sin efectos colaterales.

Lo que no conocemos – agrega Brien – es si es posible introducir algunas de las técnicas o enfoques de las consultad homeopáticas dentro de la medicina convencional”.

Para la investigación tuvieron la colaboración de 83 personas que sufrían artritis reumatoidea de una clínica de Southhampton. Cada paciente tuvo una serie de consultas homeopáticas durante un período de 24 semanas, entre junio de 2006 y julio de 2008, al mismo tiempo que continuaban con su tratamiento convencional.

Tanto los pacientes como los médicos informaron reducciones significativas de varios síntomas (como menos dolor, menor inflamación de las articulaciones y mejor estado de ánimo) en relación con pacientes que no tuvieron esas consultas homeopáticas y también estaban bajo tratamiento médico.

Actualmente, el equipo de investigadores se ha propuesto averiguar cuáles elementos del proceso de consulta homeopática son los más beneficiosos. Si estas investigaciones prospera, tal vez la medicina encuentre algunos argumentos para volver a las fuentes, es decir, preocuparse por las personas más que por las enfermedades.

Fuente: http://www.soton.ac.uk/

Anuncios

1 de diciembre de 2010 - Posted by | REFLEXIONES |

2 comentarios »

  1. Estimado Carlo, muchas gracias por su comentario, que comparto. Cordiales saludos, Ricardo

    Comentario por rgvecchio | 1 de abril de 2012

  2. Como decía el sabio Hahnemann “no hay enfermedades sino enfermos”, es evidente que el trato individualizado del paciente, como un “todo”, holísticamente hablando desde su psiquis, su soma, su espíritu y sus emociones, desde el instante mismo de la importante anamnesis, sustrayéndonos a los prejuicios del eticamiento del enfermo, sino, más bien, proyectándole la necesaria empatía y la comprensión y aptitud-actitud profesional, es como debemos acercarnos al sufrimiento del enfermo.
    Comulgo totalmente con lo planteado por el Dr.Ricardo Gómez Becchio, y comparto con él la gran satisfacción de ver “curado” a un paciente, sea del mal que sea, por el sólo hecho de salir de mi consulta, luego de por lo menos dos horas de diálogo franco (¿psicológico?), con la confianza recuperada y con las ansias de seguir luchando por su salud, que es por donde se debe comenzar la verdadera cura: el querer sanar. Lástima que la medicina moderna facultativa siempre se queje (¿o justifique?) la famosa falta de tiempo para atender debidamente a sus pacientes. Claro, una consulta contra el reloj de quince minutos, y sobre todo si es la primera, que ni siquiera permite una mirada atenta a los ojos del paciente cuanda habla, si es que se le permite hablar, no se puede esperar nada alagùeño.
    Cordialmente,
    CARLOS ALBERTO CASTELBLANCO ROBERTO, DM, Ps, Hom.
    Email: GUAIAMUISCA@YAHOO.COM.AR

    Comentario por CARLOS ALBERTO CASTELBLANCO ROBERTO | 31 de marzo de 2012


Agradecemos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: