Noticias en Salud Mental

El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional

DE LA CABEZA

Terapias como el biofeedback, la terapia cognitiva comportamental, la hipnosis, la meditación y las técnicas de relajación son tratamientos efectivos para varios tipos de dolores de cabeza, pero los médicos no las suelen utillizar ni derivan a especialistas que las practican.

Por Ricardo Gómez Vecchio

El dolor de cabeza es uno de los problemas más enigmáticos y comunes que encuentran los médicos. No se trata de una sola entidad, sino que hay distintos tipos de dolores de cabeza que involucran diferentes procesos patológicos. No obstante, la mayoría de losdolor-de-cabeza.jpg dolores de cabeza involucran disfunciones de los mecanismos nerviosos periféricos o centrales de respuesta al dolor.

Según un reciente artículo, publicado por American Family Physician, publicación científica de la Asociación Estadounidense de Médicos de Familia, terapias como el biofeedback, la terapia cognitiva comportamental, la hipnosis, la meditación y las técnicas de relajación influyen en el sistema nervioso y han demostrado ser tratamientos efectivos para varios tipos de dolores de cabeza. Numerosos estudios han demostrado que el uso de estas terapias, solas o en combinación, reducen significativamente los síntomas de migraña, la cefalea tensional, y otros tipos combinados de dolor de cabeza.

Aunque la farmacoterapia se emplea comunmente para prevenir y tratar el dolor de cabeza, tiene el riesgo de provocar efectos secundarios y en algunos casos de adicciones. Esta medicación, además, está limitada en su uso en las embarazadas y en los niños, afirman los autores del trabajo, Víctor Sierpina, de University of Texas Medical Center, Galveston, Texas, John Astin, del California Pacific Medical Center, San Francisco, California y James Giordano, de Georgetown University Medical Center, Washington, D.C.

Varias terapias psico-corporales han probado ser efectivas para el tratamiento del dolor de cabeza. Estas técnicas ponen el foco sobre las interacciones entre el cerebro, el cuerpo y los comportamientos, y sobre los modos en que los factores emocionales, cognitivos, sociales y de comportamiento pueden afectar la salud. En general, enfatizan un abordaje que fortalece las capacidades que cada uno de nosotros tiene autoconocerse y cuidarse.

Las terapias psico-corporales ofrecen opciones útiles para reducir aspectos del dolor de cabeza que están relacionados con el estrés y para manejar el dolor. Las jaquecas pueden provenir de problemas en el trabajo, estrés en la familia, ansiedad, depresión o problemas musculoesqueléticos. Dichos dolores de cabeza son complejos y obedecen a múltiples factores.

Los diferentes tipos de dolores de cabeza tienen distintos mecanismos que los originan. Los más comunes generalmente involucran hiperactividad de los sustratos nerviosos centrales o periféricos vinculados a la percepción del dolor, disfunción de los sistemas centrales moduladores del dolor, y activación de mecanismos inflamatorios periféricos o vinculados a las contracciones musculares. Las terapias psicocorporales afectan a estas vías neurológicas en múltiples niveles.

Estos tratamientos incluyen a las técnicas de relajación, el biofeedback térmico o electromiográfico, las técnicas de manejo del estrés, y la terapia cognitivo comportamental. Pueden aplicarse solos o combinados. Varios estudios han demostrado que estos tratamientos reducen los síntomas de migraña entre un 39 a un 49 por ciento.

En otro estudio, que comparó a las técnicas de relajación y biofeedback con relación a la medicación en pacientes con migrañas recurrentes, se encontró que los beneficios y los efectos de esas técnicas y de la medicación eran similares.

A pesar de los datos que provienen de estos y otros estudios citados, las terapias psico-corporales no son muy utilizadas por los médicos, probablemente debido a su falta de capacitación en las mismas o la carencia de conocimiento de las evidencias que las apoyan, afirman los autores del trabajo.

Sin embargo, muchas de estas tecnicas, como la respuesta de relajación, la relajación muscular progresiva y la simple respiración diafragmática podrían enseñarse rápidamente en los consultorios médicos y ser practicados por los pacientes en su casa. Incluso es posible conseguir libros, cassettes, CDs y otros medios de instrucción que los propios pacientes pueden utilizar, dicen Sierpina, Astin y Giordano.

Por otra parte, los médicos podrían derivar a estos pacientes a profesionales especializados en estas técnicas, que en el caso del biofeedback, por ejemplo, requiere cierto equipamiento específico y, en el caso de la terapia cognitiva comportamental, debe estar en manos de profesionales especializados, como los psicólogos.

Sierpina, Astin y Giordano, destacan que las intervenciones e interconsultas con los psicólogos resultan a menudo muy útiles a los médicos y les brindan nuevas perspectivas sobre el dolor, el estrés y los mecanismos para afrontar otros disparadores psicobiológicos de los dolores de cabeza, y también son valiosas para el manejo de las condiciones que los producen. Un consejo que quienes sufren dolores de cabeza, y también los médicos, deberían tener en cuenta.

Algunas terapias psico-corporales

Biofeedback: es un sistema de señales generadas externamente que miden algunos aspectos de la fisiología, como la temperatura, la tensión muscular, o la respuesta galvánica (fenómenos fisiológicos producidos por corrientes eléctricas). La relajación muscular progresiva y el biofeedback térmico han demostrado ser efectivos para la migraña, mientras que el biofeedback muscular lo es para el dolor de cabeza tensional.

Terapia cognitiva comportamental: aplicado a este campo es un método para reemplazar los pensamientos y diálogos internos que pueden ser irracionales o contribuyen al estrés excesivo. Ha demostrado ser efectivo para la migraña y los dolores de cabeza tensionales.

Técnicas de imaginación activa: es el uso de imagenes y símbolos con la guía de un terapeuta para inducir estados psicobiológicos específicos, como el fortalecimiento de la inmunidad o la relajación.

Hipnosis: se basa en el uso de la concentración y la atención enfocadas, y en la relativa suspensión de la conciencia periférica para crear oportunidades de sugestión.

Meditación: hay distintos tipos, pero básicamente consisten en la autoregulación intencional de la atención hacia las experiencias internas y externas.

Manejo del estrés: técnicas que se orientan a detectar y controlar los aspectos que nos producen un estrés excesivo. Un método es, por ejemplo, el entrenamiento autógeno de Schultz. Es efectivo para el dolor de cabeza tensional.

Entrenamiento en relajación: son métodos que se utilizan para reducir la excitación del sistema nervioso simpático y el tono muscular, como por ejemplo, la relajación muscular progresiva de Jacobson. Ha demostrado efectividad para el dolor de cabeza tensional. Combinado con biofeedback es efectivo para la migraña en niños, adolescentes y adultos.

 

Anuncios

22 de enero de 2008 - Posted by | SALUD

Aún no hay comentarios.

Agradecemos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: