Noticias en Salud Mental

El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional

Rosa, rosa

Un nuevo estudio desarrollado por científicos de la Universidad de Newcastle fundamenta el viejo adagio “Rosa para una muchacha, azul para un muchacho”. La evolución puede haber guiado la relación de las mujeres con el color rosado.

Según Anya Hurlbert, profesora de Neurociencia Visual de la Universidad de Newcastle, la explicación podría remontarse a los días de los humanos cazadores-recolectores, cuando las mujeres eran las recolectoras primarias y se beneficiaban de la habilidad de volver a casa llevando frutas maduras, y por tanto de tonalidad rosada o rojiza.

El estudio proporciona nueva evidencia científica que apoya la noción largamente sostenida de que los hombres y las mujeres difieren en sus colores favoritos.

“Aunque esperábamos encontrar diferencias de género, nos sorprendimos al ver cuán grandes eran”, confiesa Hurlbert, que llevó a cabo el estudio junto con Yazhu Ling.

En la prueba se pidió a hombres y a mujeres adultos jóvenes, que seleccionasen tan rápido como fuera posible, su color preferido de una serie de rectángulos coloreados, dispuestos de dos en dos.

Si bien la prueba reveló que el color favorito universal parece ser el azul, los investigadores encontraron que las mujeres tenían preferencia por el extremo rojizo del eje rojo-verde.

La prueba incluyó a un pequeño grupo de personas chinas entre otros 171 participantes caucásicos británicos del estudio, para establecer si las diferencias de género en la preferencia del color dependen más de la biología o de la cultura. Los resultados entre los participantes chinos fueron similares, fortaleciendo la idea de que las diferencias de género podrían ser biológicas.

En conjunto, las diferencias entre los hombres y las mujeres fueron lo bastante acentuadas como para permitir ahora a los investigadores predecir el sexo de una persona que realice el test, basándose sólo en el perfil de su “color favorito”.

Sin embargo, la profesora Hurlbert admite que ella sólo puede especular sobre la preferencia universal por el azul: “Aquí de nuevo, yo me inclino por los argumentos evolutivos. Remontándonos a nuestros días en las sabanas, tendríamos una preferencia natural hacia un azul claro en el cielo, porque señalaba buen tiempo. El azul claro también señala una buena fuente de agua”, explica.

Fuente: Noticias de la Ciencia y la Tecnología

Anuncios

9 de octubre de 2007 - Posted by | PERCEPCIÓN

Aún no hay comentarios.

Agradecemos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: