Noticias en Salud Mental

El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional

Depresión y circuitos emocionales

Un grupo de investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison descubrió que el cerebro de personas con depresión clínica reacciona de manera muy distinta al de quienes no lo están, cuando intentan enfrentar situaciones anímicas negativas. El estudio utilizó técnicas de imágenes cerebrales para observar en pacientes con depresión los circuitos neuronales implicados en el control de las emociones.

depresion-y-emociones.jpgSegún la Organización Mundial de la Salud, la depresión clínica es una de las causas principales de discapacidad y pérdida de productividad en el mundo. Sin embargo, conocer la raíz de la depresión, las causas de que se desarrolle en una persona y no en otra sometida a las mismas circunstancias externas, es una meta difícil.

Para evaluar el papel de la regulación emocional en la depresión, psicólogos y psiquiatras de la
Escuela de Medicina y Salud Pública de la citada universidad, y el Centro Waisman, examinaron las respuestas del cerebro de individuos sanos o depresivos a una serie de imágenes diseñadas para provocar fuertes respuestas emocionales negativas; imágenes como accidentes de tráfico o animales de aspecto amenazante.

A los participantes les pidieron trabajar de modo consciente para disminuir sus respuestas
emocionales ante las imágenes negativas. Para ello usaron técnicas como suponer un desenlace
más positivo que el sugerido por las imágenes, o figurarse que la situación no era real sino tomada de una película.

Tanto en los individuos sanos como en los depresivos, los investigadores encontraron que tales esfuerzos por apartar las sensaciones negativas aumentaba la actividad en las áreas corticales prefrontales del cerebro, que participan en la regulación de sus centros emocionales, tal como habían esperado. Pero observaron una gran diferencia en las reacciones de los propios centros emocionales, incluyendo una pequeña estructura con forma de almendra, llamada amígdala.

En los individuos no depresivos, altos niveles de actividad reguladora se correlacionaron con una baja actividad de los centros de respuesta emocional. Es decir que el esfuerzo realizado por los sujetos sanos aplacó con éxito sus respuestas emocionales negativas. En cambio, en los pacientes depresivos los altos niveles de actividad en la amígdala y en otros centros emocionales persistieron, a pesar de desarrollarse una intensa actividad en las regiones reguladoras.

Según los investigadores, este hallazgo sugiere que la gente sana sería capaz de regular con eficacia sus emociones negativas por medio de un esfuerzo consciente, pero en muchos pacientes con depresión los circuitos neuronales necesarios para ello no funcionarían bien.

Los resultados de este estudio podrían ayudar a identificar métodos de tratamiento apropiados para personas con este problema.

Fuente: http://www.news.wisc.edu/14000

12 de octubre de 2007 Posted by | DEPRESIÓN | Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: